Monday, September 27, 2021

El misterioso agujero en el tiempo del Gran Cañón podría estar resuelto

El Gran Cañón del Colorado, que recibe varios millones de visitantes al año, alberga también uno de los misterios más fascinantes para los geólogos del todo el mundo. Lo denominan la “Gran Disconformidad” una brecha de tiempo misteriosa y perdida en el registro de rocas del cañón que cubre cientos de millones de años. Ahora, un estudio que se publica en la revista Geology propone una explicación plausible para este fenómeno.

“Los acantilados del Gran Cañón son como un libro de texto de historia de la Tierra”, explica Barra Peak, autor principal del nuevo estudio y estudiante de posgrado en la Universidad de Colorado Boulder. “Si escalas por las paredes rocosas del cañón, puedes retroceder casi dos mil millones de años en el pasado del planeta. Pero a ese libro de texto también le faltan páginas: en algunas áreas, más de mil millones de años de rocas han desaparecido del Gran Cañón sin dejar rastro”.

Según el equipo de investigadores, una serie de fallas pequeñas pero violentas podrían haber sacudido la región durante la desintegración de un antiguo supercontinente llamado Rodinia. El caos resultante destrozaría la tierra alrededor del cañón, provocando que las rocas y los sedimentos se vertieran al océano. “Tenemos nuevos métodos analíticos en nuestro laboratorio que nos permiten descifrar la historia en la ventana de tiempo que falta a través de la Gran Disconformidad”, indica Rebecca Flowers, coautora del nuevo estudio y profesora de ciencias geológicas.

Las líneas que forman la Gran Disconformidad se pueden ver a simple vista desde el río, como explica Peak, quien realizó la pasada primavera un viaje de rafting a través el Gran Cañón: “En la parte inferior, se puede ver muy claramente que hay rocas que se han juntado. Sus capas son verticales. Luego hay un límite, y encima tienes estas hermosas capas horizontales que forman las colinas y picos que asocias con el Gran Cañón”. La diferencia entre esos dos tipos de rocas es significativa. En la parte occidental del cañón hacia el lago Mead, la piedra del sótano tiene entre 1.400 y 1.800 millones de años. Sin embargo, las rocas que se encuentran en la parte superior tienen solo 520 millones de años. Desde que esta anomalía geológica fuera descrita por primera vez hace más de un siglo, los científicos han visto evidencia de períodos similares de tiempo perdido en sitios alrededor de América del Norte.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Latest Articles